Dragon de Cancer

¿Cómo es?

Sensual y vital. La tendencia a la arrogancia del Dragón es cancelada por Cáncer, y el resultado es una persona muy enérgica y decidida, pero no pedante. Lleva las emociones siempre a flor de piel, y es muy común que viva romances intensos, pero breves. El Dragón de Cáncer no conoce las medias tintas, y si se siente traicionado, pasa a odiar a su pareja con la misma pasión con que antes la amaba. No es muy fiel, porque su atractivo es enorme y a ellos les gusta seducir. En el plano sexual, suelen ser muy aventureros, pero el romanticismo les cuesta mucho.

Lo que necesita

Libertad. El Dragón de Cáncer no puede contenerse, vive según sus impulsos. Si se le exige quedarse en el hogar y ser fiel a toda costa se enfurece, discute terriblemente y se termina alejando para siempre. Sin embargo, el que esté dispuesto a vivir con este intempestivo signo recibirá a cambio un amante arrojado y ardiente, que siempre mantendrá viva la llama de la pasión.

Sus elementos

La madera (correspondiente a Dragón) y el agua (correspondiente a Cáncer). En este caso, la solidez de la madera se complementa muy bien con la fluidez del agua, con la búsqueda de nuevos horizontes. En este signo hay seguridad y aventura al mismo tiempo.

El compañero ideal

Las Ratas (especialmente si son de Acuario o Piscis) que son pura emoción e intelecto, descubren lo físico cuando se enamoran de un Dragón de Cáncer. Los Gallos, Jabalíes y Serpientes de Tauro le resultan muy atractivos a este signo, y comparten su mirada de la vida.

No compatible

Los Conejos, que son demasiado altivos para este signo. Tampoco podrá encontrar la felicidad con los Búfalos de Libra, Capricornio o Aries.