Caballo de Geminis

¿Cómo es?

Fuerte y necio. El Caballo es un signo muy egoísta; Géminis, lejos de apaciguarlo, potencia esta característica: las personas nacidas bajo este signo combinado son enérgicas y decididas, pero también algo tercas. No es fácil convivir con esta personalidad, pero tiene sus recompensas: este signo es muy protector, muy emprendedor y un poco temerario. Todo esto se debe a un vacío muy fuerte que tiene en su interior, que busca llenar con amor. Lo que quiere es una pareja para toda la vida, un compañero fiel y paciente que lo apoye y ayude. En el fondo, el Caballo de Géminis es un romántico.

Lo que necesita

Paciencia. Este es un signo muy temperamental, muy pasional y muy difícil de comprender. Suele controlar a su pareja desde la ira, los caprichos y los gritos. La solución, para quien lo ama, es ignorarlo. Con un poco de espacio, el Caballo de Géminis se calma. Además, sabe que no es una persona fácil de tratar y aprecia mucho al que le tiene paciencia.

Sus elementos

El fuego (correspondiente al Caballo) y el aire (correspondiente a Géminis). El fuego lleva a este signo a buscar el amor físico, el sexo, la comunión de los cuerpos. Por su parte, el aire le aporta mucho sentimentalismo.

El compañero ideal

Las Cabras de Libra o Aries, que lo comprenden profundamente. Los Tigres también puede hacerlo feliz.

No compatible

Las Ratas y los Jabalíes de Sagitario y Piscis. Tampoco es buena idea que este signo se relacione amorosamente con los Búfalos, ya que éstos potencian su tendencia a la competencia.