Cabra de Piscis

¿Cómo es?

Emotivo e independiente. Tanto la Cabra como Piscis son dos signos con una sensibilidad apabullante. Al unirse, la necesidad de libertad que ambos tienen que vuelve todavía más grande. Así, forman una personalidad muy atrayente, con un enorme mundo interior, pero que no necesita tener a otra persona a su lado para florecer. El amor es entonces un tema difícil: la Cabra de Piscis suele enamorarse una sola vez en la vida, y si pierde a su pareja, no vuelve a formar otra.

Lo que necesita

Libertad. No se puede atar a una Cabra de Piscis. Quien se enamore de una persona nacida bajo este signo sólo puede hacer una cosa: darle todo el espacio que pida. Ultimátums, quejas y reclamos son lo último que quiere escuchar, y sale corriendo si siente que su pareja no lo respeta. La Cabra de Piscis puede ser una amante muy tierno, y una persona fácil de adorar, pero sólo se quedará junto a su amado si siente que puede irse y volver cuando quiera.

Sus elementos

El fuego (correspondiente a la Cabra) y el agua (correspondiente a Piscis). El agua hace que esté muy conectado con el mudo emotivo, con las sensaciones y el amor. El fuego, sin embargo, lo conecta con los placeres del cuerpo.

El compañero ideal

Otra Cabra (excepto las de Acuario, Capricornio y Virgo). Tampoco hay mucha química con los Caballos de Escorpio y Tauro.

No compatible

Virgo en general se lleva muy mal con las Cabras de Piscis. Tampoco podrán encontrar la felicidad con los Perros y Búfalos de Géminis y Aries.