Mono de Geminis

¿Cómo es?

Enérgico y confiado. La vitalidad de este signo es enorme: le gusta divertirse y reír, tiene un ingenio muy grande y no teme romper las reglas para vivir una nueva aventura. Pero al mismo tiempo, le gusta demasiado la atención de los demás. Sabe que es atractivo y seductor, y le gusta. El amor es algo importante para el Mono de Géminis. Añora tener una conexión verdadera con alguien. Pero no sabe cuidar una pareja: él siempre está primero.

Lo que necesita

Paciencia. Este signo tiene mucho para dar (alegría, excitación constante, una sexualidad fogosa e incansable), pero hay que aprender a tolerar su divismo. El Mono de Géminis quiere ser el centro de atención, siempre, y no tolera que su pareja no lo admire. El amor para él es igual a devoción. Hay que recordar que no lo hace a propósito: simplemente le ha tocado esa naturaleza. Además, la energía de este signo, siempre desbordante, puede resultar muy estimulante para los signos menos vivaces: gracias al empuje del Mono de Géminis aprenden a vivir con más intensidad.

Sus elementos

El metal (correspondiente a Mono) y el aire (correspondiente a Géminis). Se trata de dos signos fuertes, uno intangible y otro muy concreto y real. Hay por lo tanto mucho empuje y fuerza de voluntad, que puede agotar a sus parejas.

El compañero ideal

Los Monos de Aries, que tienen la misma necesidad de vivir una visa excitante y llena de diversión. Las Ratas en general son otra buena opción para este signo.

No compatible

Los Tigres y las Serpientes de Sagitario y Virgo. Tampoco hay buena química entre los Monos de Géminis, ni con los Perros en general.