Gallo de Leo

¿Cómo es?

Pasional y generoso. El Gallo y Leo son dos signos que se complementan muy bien: ambos son enérgicos y decididos, pero al mismo tiempo flexibles y divertidos. Sin embargo, el Gallo de Leo tiene un gran defecto: su orgullo. Puede resultar muy pedante a veces, y suele alejar a la gente porque necesita sentirse superior. En el plano amoroso, este signo es pura pasión y ardor. Ama con locura y para siempre. A diferencia de la mayoría de los Gallos, es fiel. Pero la pasión que siente en su interior a veces se vuelve en contra, y tiene cambios de humor muy bruscos.

Lo que necesita

Paciencia. No es fácil convivir con un Gallo de Leo, pero él tampoco puede evitar sus características más antipáticas. Si se siente comprendido y respetado por su pareja, este signo es un compañero fiel, estable y siempre confiable. El momento en que siente que su ser amado no lo escucha ni respeta sus sentimientos, se vuelve hostil e incluso cruel.

Sus elementos

El metal (correspondiente a Gallo) y el fuego (correspondiente a Leo). Aquí hay mucha pasión, mucho ardor, una gran necesidad por expresarse. El metal no aporta solidez y estabilidad, si no más bien rigidez y cierta tendencia al capricho.

El compañero ideal

Las posibilidades son múltiples: los Búfalos, las Serpientes y los Dragones se llevan muy bien con el Gallo de Leo. Pero la mejor combinación es cuando son de Libra.

No compatible

Los Perros de Acuario. Otros Gallos (más que nada los de Escorpio) se sentirán atraídos hacia este signo, pero no hay posibilidad de formar una pareja estable con ellos.

¡Predicciones 2019! Horóscopo Chino para el año del Chancho
Signo por signo