Conejo de Capricornio

¿Cómo es?

Inteligente y muy sagaz. El Conejo de Capricornio es decidido y fuerte, y al mismo tiempo posee la sabiduría necesaria para triunfar en todo lo que se proponga. Por otro lado, odia la rutina. Y las cuestiones pequeñas de la vida cotidiana no le interesan. Por el duro exterior que usa como fachada y su desinterés por lo hogareño, uno pensaría que no da importancia al amor. Pero en realidad, son amantes muy cariñosos y dulces: toda su sensibilidad la suelen depositar en sus parejas. Sin embargo, aunque casi siempre son muy buenos compañeros carecen de tacto.

Lo que necesita

Energía. El nacido bajo este signo necesita a su lado a una persona tan activa y vital como él. Pero no buscan un igual: prefieren la gente que pone toda su energía en el arte o alguna cuestión física. El Conejo de Capricornio odia aburrirse, y quien se enamora de él, debe proveerle constantes aventuras y divertirlo con sus ocurrencias.

Sus elementos

La madera (correspondiente a Conejo) y la tierra (correspondiente a Capricornio). Se trata de dos elementos fuertes y tenaces, con una tendencia a la rigidez que ninguno sabe contrarrestar. Sus parejas deben comprender que para este signo la vida es estructura.

El compañero ideal

Los Jabalíes, Perros y Cabras, cuando son de Tauro, Virgo, Leo y Piscis. Estos signos son distinguidos, cualidad esencial para el Conejo de Capricornio, y muy vitales al mismo tiempo.

No compatible

Las Ratas y Tigres, especialmente si son de Libra, viven discutiendo con este signo. Lo mismo sucede con los Gallos de Cáncer o Géminis.