Dragón de Leo

¿Cómo es?

Noble y protector. El Dragón de Leo es un signo muy poderoso, muy valiente y triunfador, pero al mismo tiempo leal y amoroso. De hecho, su sensibilidad es una de sus más grandes características: el nacido bajo este signo es un líder nato, pero también un alma caritativa y preocupada por los demás. Sin dudas, se trata de uno de los signos más equilibrados. Son compañeros fieles y confiables, amantes generosos y personas exitosas. Pero no todo es perfecto: tienen una personalidad tan fuerte que suelen "aplastar" a su pareja, si ésta es más débil que él.

Lo que necesita

Fuerza. Cuando el Dragón de Leo se pone en pareja con una persona dócil, sencillo o delicado sale lo peor de sí: se siente superior y desatiende al otro. Lo que este signo necesita es tener a su lado otra personalidad fuerte, pero no competitiva. Si bien es necesario ser tan enérgico como él, no hay que caer en los celos y la envidia, a las que son muy proclives dos personalidades fuertes cuando se enamoran.

Sus elementos

La madera (correspondiente a Dragón) y el fuego (correspondiente a Leo). La fortaleza y robustez de estos dos elementos se potencian entre sí y por lo tanto este signo es siempre confiable. El amor es para él una prioridad.

El compañero ideal

Las Serpientes y los Monos de Aries, Sagitario o Géminis. Las Ratas también pueden hacerlos muy felices, si tienen un componente más sensible siendo de Acuario o Piscis.

Mala combinación

Los Perros en general, pero especialmente si son de Aries o Tauro.

No hay comentarios :

Publicar un comentario