Gallo de Tauro

¿Cómo es?

Generoso y serio. Tauro es un signo muy rígido, cerebral y lógico. El Gallo suaviza esas características y crea una personalidad más flexible. Los nacidos bajo este signo son muy sensibles a las injusticias, y siempre ayudan a los demás. En el plano amoroso, son capaces de una gran pasión: Tauro se enamora con devoción y ardor, y el Gallo le permite confiar en el otro como para entregarse completamente. Pero la fidelidad no es su punto fuerte. Si bien este signo se enamora de verdad, se rinde fácilmente ante la tentación.

Gallo de Aries

¿Cómo es?

Entusiasta y aventurero. El Gallo es un signo muy curioso, muy alegre y de mente abierta. Aries es pura determinación y energía. El resultado es una personalidad llena de vitalidad, que busca vivir nueva experiencias, pero que también tiene mucha ingenuidad e inocencia. El amor es, entonces, un tema difícil: si bien el Gallo de Aries siente que necesita estar en pareja (y sabe que logra cierto equilibrio en su vida al estar enamorado), suele sufrir grandes decepciones. La sexualidad es el campo en el que se expresa su estado de ánimo: cuando se siente feliz, es un amante fogoso y ardiente; ni bien empieza a sentirse maltratado por su pareja, se vuelve taciturno y evade el sexo.

Mono de Piscis

¿Cómo es?

Generoso y pasional. El Mono aporta a Piscis su ardor natural, y Piscis le entrega a cambio la calma y paz interior que lo caracterizan. Así, este signo vive la vida con intensidad, pero sabiendo que lo más importante es el interior, no el exterior. Sin embargo, esta claridad se nubla en lo que respecta al amor. Cuando se siente atraído hacia alguien, el Mono de Piscis pierde la calma y suele vivir aventuras tremendamente pasionales que terminan pronto y lo dejan lastimado.

Mono de Acuario

¿Cómo es?

Inteligente y sencillo. El Mono es siempre brillante. Acuario es un signo muy intuitivo. La persona que nace bajo la influencia de ambos disfrutará de una claridad mental enorme. Tanto en su vida profesional como amorosa, el Mono de Acuario sabe lo que quiere y evita las complicaciones. Y lo que busca no es exactamente un amor apasionado: prefiere una vida tranquila, una pareja tierna y una relación amable pero sensata. Los raptos de fogosidad no existen para este signo, pero es capaz de formar un hogar cálido y sumamente estable junto a la persona que ama.

Mono de Capricornio

¿Cómo es?

Elegante, pero algo inseguro. Este signo proyecta una imagen de mucha calma y distinción. Pero en su interior, la naturaleza solitaria de Capricornio no se lleva bien con el egocentrismo propio del Mono: el resultado es una personalidad nerviosa, que siente que no encuentra su lugar en el mundo. Lo mismo le pasa en el plano sentimental: es muy romántico y busca un amor ideal, perfecto. Además, las formas son muy importantes para este signo. Considera el orden, la prolijidad y la limpieza como características indispensables para vivir en paz.