Jabalí de Piscis

¿Cómo es?

Muy sensible y algo inseguro. Para los nacidos bajo este signo, nada es más importante que los sentimientos. El materialismo típico del Jabalí desaparece ante la enorme espiritualidad de Piscis. Son personas que gustan de dar placer a los demás, y no sólo en el plano sexual. Por eso son excelente compañeros para la vida: siempre están tratando de adelantarse a las necesidades de los demás para poder subsanarlas de antemano.

Jabalí de Acuario

¿Cómo es?

Impulsivo y cariñoso. Acuario posee una gran sensibilidad; el Jabalí es ambicioso; el resultado es una personalidad que no piensa demasiado en las cosas antes de hacerlas. Pero no hay mala intención: el Jabalí de Acuario es muy simpático y algo inocente. De todos modos, es difícil mantener una relación con los nacidos bajo este signo, porque la fidelidad será siempre un problema. Víctima de sus impulsos, el Jabalí de Acuario suele tener affaires poco importantes pero constantes.

Jabalí de Capricornio

¿Cómo es?

Ambicioso y educado. Los nacidos bajo este signo saben lo que quieren de la vida, y no temen en ir a buscarlo. Afortunadamente, su dedicación y fuerza de voluntad no los vuelve tramposos ni egocéntricos; al contrario, el Jabalí de Capricornio siempre hace lo correcto, es honesto y generoso. En el plano amoroso es igual; una vez que se enamora, se entrega al otro sin reservas, tratando siempre de hacerlo feliz. El problema es que a veces puede llegar a ahogar a sus parejas, y hay una cierta tendencia a los celos. En el plano sexual, este signo es pura fogosidad y ardor, ya que no puede poner freno a la intensidad de sus sentimientos.

Jabalí de Sagitario

¿Cómo es?

Plácido y generoso. Los nacidos bajo este signo son personas muy tranquilas y amigables, y la franqueza y la sencillez son sus principales características. Su principal objetivo en la vida es enamorarse profundamente, y no se vinculan con nadie a menos que sienten una fuerte atracción desde el primer momento. Sin embargo, les interesa más una buena conversación que un encuentro sexual apasionado: el romanticismo es su fuerte, no el ardor.

Jabalí de Escorpio

¿Cómo es?

Seductor y dedicado. Escorpio es un signo muy magnético en general, y si ha esto sumamos la naturaleza del Jabalí, el resultado es una personalidad sensual y sexual, que no tiene problemas en enamorar a los demás, y para quien el sexo es un puro ardor y fogosidad. A pesar de cierta tendencia al egocentrismo, el Jabalí de Escorpio ama profundamente y de verdad, y no le teme para nada al compromiso.