Conejo de Cancer

¿Cómo es?

Hogareño y amable. El Conejo de Cáncer ama el confort, la tranquilidad y la paz. Suele considerar a su casa como el mejor lugar del mundo, el único donde se siente verdaderamente propenso a la pedantería. A pesar de su gusto por la comodidad, no es solitario: necesita compañía. Por eso, busca un amor leal, eterno, profundo y comprometido. Casi siempre, se casa joven y tiene hijos pronto. Es un amante muy entregado y dedicado, y puede ser muy pasional si todo va bien en la relación. Pero ante el primer atisbo de problemas, su deseo sexual disminuye.

Lo que necesita

Entrega. El Conejo de Cáncer necesita sentir que su ser amado le devuelve toda la dedicación que él le da. A cambio, es capaz de llenarlo de regalos. La lealtad es el valor que más aprecian: la honestidad nunca debe faltar en sus parejas.

Sus elementos

La madera (correspondiente al Conejo) y el agua (correspondiente a Cáncer). En este caso, la madera neutraliza al agua, deja al Conejo de Cáncer sin ganas de viajar y fluir por el mundo, pero retiene su vitalidad.

El compañero ideal

Los Perros de Tauro, que se toman al amor en serio. O las Cabras de Piscis, que son tan románticas. Con los Jabalíes (especialmente si son de Virgo o Escorpio) también pueden encontrar la felicidad.

No compatible

Los Gallos de Capricornio o Aires. Si se vincula con otro Conejo, los dos verán potenciada su altanería. Los Dragones necesitan salir al mundo exterior, demasiado como para encontrar la felicidad con este signo.